©Tuca Vieira / Folhapress

Fábrica Social para la Vivienda Inclusiva

Arquitectos: Al Borde

Coordinador de proyecto: Ivana Angelova

Asesoría en Políticas Urbanas: Indisciplinar: Janaina Marx & Hernán Espinoza

Proyecto por encargo de: Bamboo

Curadores Invitados: Metro Arquitetos

Ubicación: Sao Paulo, Brasil

Año: 2016


OCUPAR ES RESISTIR

“Enquanto morar for privilégio de poucos, ocupar é um direito de muitos” Aula Pública. La inequidad en las ciudades a nivel mundial ha provocado el crecimiento de las mismas hacia la periferia, esto conlleva la construcción de ciudades y sociedades desiguales. Dentro de este contexto mundial y entendiendo la función social de la propiedad como un derecho, los movimientos sociales brasileños han visto en la ocupación de edificios abandonados una manera de insertarse en el tejido urbano.

El edificio miesiano Almeida Wilton Paes construido en 1961 está en el centro de Sao Paulo, sus 12.000 m2 de oficinas han recibido múltiples instituciones hasta que en 2011 se lo abandona, posteriormente será ocupado por movimientos sociales organizados, para los cuales su primera lucha es por vivienda y luego por educación. En la misma manzana hay otros 4 edificios abandonados. Ahora el gobierno quiere vender este edificio y otros 238 inmuebles públicas para cubrir el ajuste fiscal*

Social Factory for Inclusive Housing

Architects: Al Borde

Project Coordinator: Ivana Angelova

Urban Policies Consulting: Indisciplinar: Janaina Marx & Hernán Espinoza

Project Commisioned by: Bamboo

Invited Curators: 

Location: Sao Paulo, Brazil

Year: 2016


SQUATTING IS RESISTANCE

“Enquanto morar for privilégio de poucos, ocupar é um direito de muitos” Aula Pública. La inequidad en las ciudades a nivel mundial ha provocado el crecimiento de las mismas hacia la periferia, esto conlleva la construcción de ciudades y sociedades desiguales. Dentro de este contexto mundial y entendiendo la función social de la propiedad como un derecho, los movimientos sociales brasileños han visto en la ocupación de edificios abandonados una manera de insertarse en el tejido urbano.

El edificio miesiano Almeida Wilton Paes construido en 1961 está en el centro de Sao Paulo, sus 12.000 m2 de oficinas han recibido múltiples instituciones hasta que en 2011 se lo abandona, posteriormente será ocupado por movimientos sociales organizados, para los cuales su primera lucha es por vivienda y luego por educación. En la misma manzana hay otros 4 edificios abandonados. Ahora el gobierno quiere vender este edificio y otros 238 inmuebles públicas para cubrir el ajuste fiscal*

REGENERAR SIN EXPULSAR

Minha Casa, Minha Vida, Minho Centro. ¿Y si los programas de vivienda social en vez de promover la construcción de las periferias, promueven la vivienda social en edificios en desuso de propiedad pública en el centro de la ciudad? La estrategia de intervención de este edificio está basada en el proyecto Casa En Construcción**, en donde Morar, Educar y Regenerar son los fundamentos de intervención.   

Para que el edificio se regenere a sí mismo y con su gente, los usos complementarios a la vivienda son espacios de formación, oficina técnica, taller de producción y bodega de materiales. Este proyecto funciona fuera de las reglas del mercado, no existen diseños previos para clientes genéricos; sino, los técnicos -sociólogos, arquitectos, diseñadores, ingenieros, etc- diseñan y construyen participativamente cada espacio con la comunidad. Acá no hay caridad ni paternalismo, es un proceso en donde todos ganan, para los técnicos es un espacio de desarrollo personal y profesional, para la comunidad es una escuela de formación profesional que además les da vivienda digna.

Si las condiciones de vivienda son dignas se libera el estigma social de la ocupa, y se puede pensar en la vivienda como una herramienta de transformación social que se misture en el tejido de la sociedad y que es parte de la regeneración de la ciudad. Enquanto morar for privilégio de tudos, ocupar ya no es una necesidad.

REGENERATING WITHOUT EXPULSION

Minha Casa, Minha Vida, Minho Centro. ¿Y si los programas de vivienda social en vez de promover la construcción de las periferias, promueven la vivienda social en edificios en desuso de propiedad pública en el centro de la ciudad? La estrategia de intervención de este edificio está basada en el proyecto Casa En Construcción**, en donde Morar, Educar y Regenerar son los fundamentos de intervención.   

Para que el edificio se regenere a sí mismo y con su gente, los usos complementarios a la vivienda son espacios de formación, oficina técnica, taller de producción y bodega de materiales. Este proyecto funciona fuera de las reglas del mercado, no existen diseños previos para clientes genéricos; sino, los técnicos -sociólogos, arquitectos, diseñadores, ingenieros, etc- diseñan y construyen participativamente cada espacio con la comunidad. Acá no hay caridad ni paternalismo, es un proceso en donde todos ganan, para los técnicos es un espacio de desarrollo personal y profesional, para la comunidad es una escuela de formación profesional que además les da vivienda digna.

Si las condiciones de vivienda son dignas se libera el estigma social de la ocupa, y se puede pensar en la vivienda como una herramienta de transformación social que se misture en el tejido de la sociedad y que es parte de la regeneración de la ciudad. Enquanto morar for privilégio de tudos, ocupar ya no es una necesidad.